Tecnologia Verde

Este es un reporte de un diario, me parecio interesante asi que lo transcribo.

2008, ¿el año de la tecnología verde?

Aunque el conocido como “movimiento verde” comenzó allá por los años 60, no ha sido hasta bien entrado el siglo XXI cuando realmente se ha empezado a adoptar medidas que favorezcan al medio ambiente. Y es que, en la cabeza de todos está la necesidad de dejar un mundo mejor a nuestros hijos, eso si no es demasiado tarde. La tecnología no podía ser menos y, según EDS, si las empresas adoptan una serie de medidas fáciles de llevar a cabo, se paliará los efectos del impacto medioambiental. En nuestras manos está.

Si hace apenas dos meses hablábamos, en estas mismas páginas, sobre la iniciativa Green Grid, liderada por AMD, APC-MGE, HP, IBM, Intel, Sun Microsystems y VMware, entre otras, y que nació con la idea de que estas firmas trabajaran de manera conjunta para mejorar la eficiencia energética, sobre todo en los centros de datos, en esta ocasión, la firma EDS anima a que sean los usuarios empresariales los que pongan su granito de arena para “salvar el mundo”.

Consecuencias

Antes de enumerar y explicar cuáles son las recomendaciones de EDS, convendría conocer qué es lo que ha pasado y a qué nos enfrentamos en caso de que no cambiemos nuestras costumbres y empecemos a pensar en el medio ambiente.

A grandes rasgos, seguro que ha escuchado en alguna ocasión palabras como efecto invernadero o disminución de la capa de ozono. Éstas son dos de las causas del calentamiento global y, por tanto, del cambio climático. Y ¿cuáles han sido las causas del mencionado calentamiento global? Según diversos expertos los efectos de, por ejemplo, el aumento del consumo de energía. Y lo peor está por venir ya que, en caso de que no hagamos un consumo de energía responsable, el aumento del mismo contribuirá a que se incrementen, todavía más, la proporciones de determinados gases, como el dióxido de carbono, entre otros, en la atmosfera. ¿Cuál es la principal consecuencia? El hecho de que el planeta se caliente cada vez más.

No obstante, la tecnología ha hecho “mucho” para paliar estos efectos. Así, y sólo por resaltar algunos de los grandes avances que se deben a la tecnología en este sentido, se puede hablar de la predicción y la extinción de incendios forestales, ya que se lleva a cabo mediante satélites artificiales y que permiten detectar el fuego poco tiempo después de producirse; del reciclaje de determinados productos, como el vidrio, el papel ó el plástico, que han conseguido evitar la sobreexplotación de algunas materias primas; o la investigación, a través de la tecnología, de fuentes de energía renovables.

Movimiento verde

Y es que, el “movimiento verde” ha cobrado importancia, tanta que diversos expertos aseguran que éste será el año del cambio. Eso sí, para que esta idea deje de ser una quimera y se convierta en realidad, somos los ciudadanos de a pie los que tenemos que cambiar nuestra forma de actuar en relación con el medio ambiente y habituarnos a una serie de comportamientos que, además, no requieren grandes esfuerzos.

Pero, en esta ocasión, vamos a dejar de lado qué es lo que deberían de hacer los usuarios finales para reducir el consumo energético, y vamos a centrarnos en las ocho recomendaciones de EDS orientadas, según fuentes de la propia compañía, a “ayudar a las empresas y a los gobiernos a empezar el año de una forma ecológica”.

Cambio en los servidores

Si comenzamos por el entorno de servidores, EDS propone “cambiar la idea de una aplicación, un servidor”. Así, según la firma, este concepto todavía permanece en muchas empresas que no se han dado cuenta de que “la virtualización de los servidores permite que múltiples aplicaciones operen de forma segura con el mismo servidor físico. Trasladar la actividad de los servidores del 15 ó 20 por ciento de su utilización al 80 ó 90 por ciento permite trabajar mejor usando el mismo perfil de energía”, destaca el informe.

Pero en este apartado no todo queda en la vitualización. Otra de las propuestas de EDS es un hecho que, aunque parezca obvio, no lo es tanto: Apagar los servidores que no se utilicen. Y es que, no hay que olvidar que lo mejor para ahorrar energía es no utilizarla. “Servidores y discos duros deberían estar encendidos sólo cuando son necesarios, de forma que éstos puedan conectarse directamente en cuanto que un incremento de la demanda lo requiera”, destaca la compañía.

Cómo ahorrar energía

Si atendemos a los estudios, los trabajadores móviles aumentan cada año que pasa. Pues bien, la tercera opción para ahorrar energía es utilizar las técnicas de ahorro de energía aplicadas hoy en día a los ordenadores portátiles. Así, y cuando la demanda lo permita, los entornos corporativos deberían de “programar los servidores para que funcionen a una velocidad inferior a la normal, con la consiguiente reducción en el consumo de energía. Además, las empresas deberían siempre elegir un servidor con el suministro de energía más eficiente disponible con la configuración seleccionada”, afirma EDS.

Otra forma de ahorrar energía se consigue a través de la optimización de las aplicaciones que operen desde los centros de datos. Así, “un software ineficiente o que produce poco valor de negocio debería de ser reducido, optimizado o eliminado”.

El quinto requisito no sólo es, según EDS, fundamental, sino que también es fácilmente alcanzable. ¿En qué consiste? En obtener un mantenimiento rigurosos de los sistemas. “Los gestores de los centros de datos pueden mejorar la eficiencia de sus capacidades mediante un riguroso mantenimiento que asegure que todos los equipamientos están operando al máximo de su eficiencia”.

Otra forma de mejorar la eficiencia se consigue mediante la modificación de la distribución y configuración de los equipos, de tal forma que se reduzca el enfriamiento de los mismos.

Y, como las Nuevas Tecnologías se desarrollan pensando en el futuro, EDS recomienda a las empresas que realicen la transición hacia CPU multi núcleo, ya que, además éstos tiene mayor densidad. “Gracias a sus requerimientos de voltaje inferior, las nuevas CPU multi núcleo funcionan con mayor eficiencia”, asegura EDS en sus recomendaciones, que además señala a las características de los nuevos procesadores como factores determinantes a la hora de ser más ecológicos. “Los procesadores más veloces permiten aumentar la eficiencia mientras se reduce el uso energético”.

Qué pasa con las infraestructuras

En cuanto a las infraestructuras, la multinacional aconseja a los directores de sistemas que presten más atención a las operaciones que realizan las mismas. “Nos hemos acostumbrado a la informática barata y nos hemos convertido en poco estrictos a la hora de utilizar, desplegar y operar con una infraestructura de la que depende la mayoría de la sociedad moderna”.

Y es aquí donde entra ese cambio de conciencia del que hemos hablado con anterioridad. “Cuando una empresa se fija en el coste total de propiedad y los costes de electricidad exceden el coste de compra de un servidor, la ecuación se inclina a favor de una mayor eficiencia y rigor, algo tan positivo para el medio ambiente como para las cuentas de la empresa”, puntualiza EDS. De esta forma, se podría decir que no sólo se consigue mejorar el medio ambiente, sino que mejorarlo también contribuirá a que la cuenta de beneficios de una empresa se incremente.

Piensa e invierte en verde

La última de las recomendaciones que realiza EDS es casi idéntica a un conocido eslogan de una marca de bebida: invierte en verde.

Así, la firma asegura que “es importante buscar aplicaciones tecnológicas innovadoras que supongan un considerable impacto tanto para las empresas como para los clientes”.

EDS va a más allá y, como ejemplo, afirma que una empresa puede utilizar el interfaz DALI (Dimmable Addressable Lighting Interface) para reducir el uso eléctrico hasta en un 40 por ciento, o se pueden utilizar termostatos programables para normalizar la temperatura, la presión y la humedad y marcar puntos de periodos de ocupación y desocupación de los edificios”, reza el informe.

Y es que, no hay que olvidar que “estos sistemas requieren una tecnología de la información integrada para funcionar y proporcionar un rápido retorno de la inversión. El mundo verá una explosión de tecnologías de la información que se irán desarrollando según nos movamos a un régimen de menor consumo energético en edificios nuevos y antiguos en los próximos años”.

Las grandes ventajas de utiliza menos electricidad son tan importantes como la reducción de costes estructurales y el carbono en la atmosfera”. Algo que es bueno tanto para la propia empresa como para el planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Antes de Comentar por favor tomate un tiempo y lee las Politicas del Blog. No Hagas spam ni escribas como si fuera un sms o chat. Si te gusto alguno de estos post puedes suscribirte con cualquiera de los lectores RSS que mostramos o através de correo electrónico.